Publicado el Deja un comentario

GALLETAS DE TÉ MATCHA CON CHOCOLATE BLANCO

GALLETAS DE TÉ MATCHA CON CHOCOLATE BLANCO
Ingredientes
Para la masa:
    450 gr. de harina
    50 gr. de almendra molida
    250 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
    1 huevo L
    165 gr. de azúcar glacé
    • 1 o 2 cucharadas (*) de

té matcha

    (dependiendo de la intensidad que queráis; yo le puse 2)
    1/2 cucharada (*) de vainilla en pasta
    1 piza de sal


(*) 1 cucharada=1 tablespoon=15 ml.

Para la decoración:
    100-150 gr. de chocolate blanco (aprox., dependiendo de la decoración)

Elaboración

Para la masa:

1. Con el accesorio pala de nuestro robot de cocina, si tenemos, o con una batidora de varillas, batimos la mantequilla con el azúcar glacé hasta que se integre. No conviene batir mucho tiempo para no introducir demasiado aire.
2. Añadimos el huevo y la vainilla y mezclamos hasta que esté homogéneo.
3. Tamizamos la harina, la almendra molida, la sal y el té matcha e incorporamos estos ingredientes en dos veces.
4. Cuando la masa esté bien mezclada y comience a separarse de las paredes del bol y a apelotonarse alrededor de la pala, la sacamos y la amasamos ligeramente sobre la encimera.
5. Dividimos la masa en dos y colocamos cada una de las mitades sobre un papel de horno. Con un rodillo las estiramos a un grosor de aproximadamente 0,6 cm. Ponemos otro papel de horno encima de cada una de las dos mitades estiradas, las colocamos en sendas bandejas de horno y las llevamos a la nevera por espacio de dos horas como mínimo.
6. Pasado ese tiempo, separamos el papel superior y cortamos las galletas con el cortador elegido. Podemos reutilizar los recortes que nos sobren. Las colocamos de nuevo sobre una bandeja de horno, equipada con un tapete de silicona (lo ideal) o papel de horno, y las llevamos de nuevo a la nevera durante 30 minutos.
7. Precalentamos el horno a 180º y horneamos durante 14-15 minutos (para galletas de 8 cm., si no, deberéis ajustar los tiempos en función del tamaño de vuestras galletas).
8. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Para la decoración:

1. Derretimos el chocolate blanco en el microondas.
2. Podemos decorar las galletas de varias formas. En este caso, yo lo he hecho de dos maneras. Una parte de las galletas las decoré con unas letras chinas/japonesas; para ello, dibujé la silueta de la letra sobre la galleta con un rotulador comestible y después la pinté con un pincel apto para uso alimentario y chocolate blanco. El resto de las galletas, simplemente están bañadas hasta la mitad en el chocolate.
Nota: os recomiendo comprobar lo que significan los caracteres que estáis poniendo..
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *