Cómo preparar té matcha. Caliente o frío y con o sin leche (matcha latte)

Cómo preparar té matcha

Cómo preparar té matcha

Durante los últimos años me he aficionado mucho a las infusiones, en parte porque no tomo café (no me gusta) y sobre todo porque cuando se descubre el inmenso mundo de los tés e infusiones es difícil volver atrás. Desde luego no me estoy refiriendo a las tristes bolsitas que te ponen en cualquier sitio y siempre están amargas o simplemente ausentes de sabor, sino a infusiones llenas de aroma y sabor.

Si

quieres saber cómo preparar té matcha te voy a enseñar a ello y además con diversas variantes ya que es un té delicioso calentito pero también se puede tomar frío en los meses más calurosos y además se presta a tomarse con o sin leche, lo que sería el famoso matcha latte.

Para quienes nunca lo han probado, mi opinión es que sucede como con la cerveza o el sushi, que el paladar debe acostumbrarse un poco a esos sabores las primeras veces pero después pueden ser el mayor de los disfrutes. A mi me gusta probar de todo y hace algunos años que probé por primera vez el té matcha y debo decir que cada vez me fue gustando más y más. En mi familia alguna vez que lo han olido o incluso probado me han hecho comentarios de todo tipo, como que sabe a espinacas o a algas estancadas, jajaja. A mi la verdad es que me sabe a hierba, a fresco, a naturaleza y si, a veces un poco a mar. Me encanta tomarlo caliente en invierno y frío con leche en verano, ¡riquísimo!

Cómo preparar té matcha caliente:

  1. Lo primero es contar con un té matcha de calidad, y eso se consigue comprándolo en tiendas tanto físicas como online donde sepas que te asesoran correctamente. Sobre todo olvídate de comprarlo a un precio claramente más económico que otros porque lo cierto es que el té matcha no es barato, suele rondar 1€ el gramo y aproximadamente es 1 gr lo que se utiliza en cada té matcha individual que prepares
  2. Pon a hervir agua, para ello te recomiendo el método tradicional de calentarla en un cazo, o idealmente en un hervidor eléctrico. Cuando llegue al punto de ebullición ya la tienes lista.
  3. De cantidad solo vas a necesitar 150 ml pero te recomiendo hervir más porque el primer paso es, una vez que haya hervido, enjuagar el Chawan o bol varias veces con agua caliente para limpiarlo y calentarlo. Puedes echar un poco de agua, moverlo para que llegue a las paredes y tirarla, haz esto 2 o 3 veces.
  4. Ahora con la cuchara medidora o Chasaku recoge una o dos medidas de té matcha, según cómo prefieras la intensidad del sabor. Yo siempre le suelo echar una que para mí es suficiente, puedes verlo en las fotografías.
  5. Ahora mide 150 ml de agua y échala en el Chawan. Ahora toca diluir el té con la ayuda  del Chasen o escobilla. Si os digo la verdad, para mi este accesorio es fundamental ya que se consigue lo que promete: té matcha diluido perfectamente en el agua y rica espumita. Si no disponéis de él podéis utilizar otro tipo de cepillo de cocina o incluso una de esas batidoras pequeñitas espumadoras de leche para poder diluirlo, pero en nada que os aficionéis al té matcha el Chasen no os puede faltar.
  6. El Chasen lo batimos enérgicamente pegado al Chawan con un movimiento de W o M, nunca circular. Al final la sensación es ir de un lado a otro del bol haciendo diagonales y al cabo de unos 30 segundos (recuerda hacerlo enérgicamente!) ya tendremos nuestro té matcha diluido y con esa espumita color esmeralda tan particular y preciada.
  7. Ya tienes listo el té matcha, disfrútalo y sobre todo bébelo rápidamente porque lo cierto es que aunque lo agites bien el polvo de matcha se va depositando poco a poco en el fondo. Yo reconozco que más de una vez he tenido que volver a darle un poco de movimiento con el Chawan porque me lo he ido tomando poco a poco.
  8. Nada más terminar de utilizar el Chasen enjuágalo con agua caliente (nunca con jabón) y no lo guardes hasta que no se haya secado por completo. No es necesario agua hirviendo, simplemente con el agua caliente que salga por nuestro grifo es suficiente.
  9. Cuando termines tu té matcha
  10. también enjuaga solo con agua caliente el Chawan y espera a que se seque para guardarlo.
  11. Truco para conseguir más espuma: pon un pequeño colador encima del bol y echa el té matcha por encima de forma que se tamice, es decir, que caiga sin grumos. Añade solamente una cucharada sopera de agua hirviendo y bate rápido con el Chasen con ese movimiento en forma de W o M, nunca circular. Después añade agua hasta llegar a los 150 ml y bate de nuevo unos segundos enérgicamente.

Cómo preparar té matcha

Cómo preparar té matcha frío:

  1. Sigue los consejos anteriores para preparar un té matcha caliente pero cambiando las cantidades.
  2. Utiliza el doble de cantidad de té matcha ya que lo prepararemos más grande que el caliente.
  3. Mézclalo con 20 ml de agua con ayuda del Chasen y cuando ya esté diluido y con espumita añade 175 ml de agua natural o fría y 3 cubitos de hielo grandes y agítalo todo junto.
  4. Para agitarlo yo lo que hago es mezclarlo tal y como se hace siempre en el Chawan o bol pero después vierto esto a una jarra típica de batido con su tapadera y agujero para la pajita. Entonces añado el resto del agua y los cubitos, tapo con un dedo la abertura de la pajita y agito bien.
  5. Cuando lo quiero muy frío dejo la jarra 10-15 minutos en el congelador, después agito bien y me lo voy bebiendo. Si veo que hay poso abajo, agito de nuevo un poco o la muevo de un lado a otro cogiéndola del asa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*